Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

La nueva mentalidad que necesitas para gestionar y aumentar tu energía

¿Te gustaría sentirte rebosante de energía (vigor, potencia, fuerza, buen humor) hasta el final de la jornada?

Aunque no lo creas, lo puedes lograr.

Necesitarás nuevas formas de actuar, pero, antes de nada, todo empieza por una nueva mentalidad.

Necesitarás nuevas formas de pensar que te faciliten el trabajo y te ayuden a cambiar.

Llevo muchos años trabajando con la gestión de la energía y te puedo asegurar que todo parte de ese cambio de mentalidad. Es fundamental.

Lo he visto en tantos clientes, y en mí misma. Por esto hoy quiero estimularte a pensar en una nueva mentalidad que te facilite disfrutar de un nuevo estado, energizado.

El común caso de Juan y Ana ¿no te lo parece?

Juan es un empresario de 46 años que, como tantos otros, por su responsabilidad, resuelve la tremenda sobrecarga de trabajo a costa de horas de trabajo con jornadas larguísimas y parte del tiempo del fin de semana.

Desde hace un tiempo se siente permanentemente cansado y emocionalmente mal, porque no solo le faltan horas al día para llegar a todo, a pesar de todas las que invierte, sino que cuando llega a casa apenas tiene energía para disfrutar de su familia. Lo cual a menudo le pesa, y mucho.

Duerme poco y mal, come peor, y para conseguir foco mental toma cafés (bastantes) con el consiguiente malestar.

El cuerpo le duele casi a diario (cabeza, espalda, cuello, rodillas) y encima con esos kilos de más que ha cogido últimamente y que no es capaz de bajar, odia estar a dieta, pensar en el control estricto de la comida y obsesionarse con el peso.

Lo de moverse es para él una ilusión pues apenas tiene tiempo de dar un paseo, como para irse un par de horas al gimnasio o lo que es peor, levantarse antes para ir a andar, después de cómo pasa las noches de mal.

Pero lo peor de todo es que a menudo le invade una sensación de indefensión, con pensamientos poco optimistas como “esto es lo que hay, no queda otra que seguir” o reflexiones existenciales como, “cómo he llegado hasta aquí”, “¿siempre voy a estar así?”, “así no llego ni a los 60“ o incluso “¿y si me salgo de todo esto?”.

Ana, su mujer, es directiva de una gran empresa. Y su día transcurre prácticamente igual que el de su marido, de reunión en reunión, si apenas tiempo para descansar.

Llega a casa tarde, no tiene tiempo para atender a sus hijos ni paciencia cuando están alterados, y menos aún, para ocuparse de algunas tareas del hogar.

Los hábitos saludables los lleva regular, tampoco come bien y lo hace a deshoras. No encuentra el hueco para ir al gimnasio o a pilates, que le encanta. Y con la sensación permanente de no tener el control de tiempo dedicado para ella, amén del sentimiento de culpa porque cree tener a sus hijos desatendidos.

La Energía como respuesta a la sobrecarga de trabajo

Imagino que el caso de Juan y Ana no te resultarán ajeno, la mayoría respondemos a las enormes demandas del complejo mundo laboral actual con nuestro tiempo, pero sobre todo con la energía. Nuestro don más preciado.

Invertir tiempo facilita finalizar tareas (aunque no te lo asegura), pero invertir demasiada energía en ello desgasta tu estado mental, físico y emocional. Como les sucede a ellos.

Pero ¿qué es esto de la energía y qué tiene que ver con el trabajo? Supongo que pensarás.

Qué es la Energía y por qué debes preocuparte por ella

La energía es tu fuente de vida.

Es lo que te da la capacidad para actuar y ponerte en movimiento.

La genera nuestro cuerpo y sobre todo con nuestras conductas y nuestras formas de pensar.

  • Comemos y nos movemos para producirla.
  • Descansamos para renovarla y almacenarla.
  • Y según pensamos podemos activarla o desactivarla.

Sin ella no podemos existir, y mucho menos trabajar.

¿Cómo usas tu Energía?

Tu energía puede ser muy limitada o inmensa. Solo tú decides tener cuánta.

Y la puedes usar de dos formas:

  • Sobreviviendo a duras penas: formato de vida de dedicación al trabajo a costa del tiempo y la energía como el caso de la pareja, y que es de lo más habitual.
  • O convirtiéndote en un estratega de ella: entendiendo qué la activa y qué la reduce. Qué es lo que la fulmina por completo. Y cómo gestionarla para disfrutar de ella a todas horas, al margen de la extrema sobrecarga, edad o dificultad del momento.

La energía es tu mayor recurso.

Si esto lo entiendes bien, has dado el primer paso para estimularte y comprometerte a gestionarla.

Cuanto más estratega seas de la cantidad, calidad, foco y potencia de tu energía, más exitoso en todas las áreas de tu vida.

Por el contrario, si no la gestionas bien, te sentirás desenfocado, cansado, menos satisfecho, menos feliz, más frustrado, más enfadado y tendrás mayor probabilidad de alterar tu salud.

Seguro que sabes de sobra qué habilidades de tu talento emplear en cualquier actividad, y si falta algo de destreza con el esfuerzo correspondiente la logras realizar.

Pero imagino que poco sabes sobre cómo gestionar la energía, que por cierto, es lo que te va a permitir que se lleve a cabo cualquier actividad, exigiéndote un consumo extra ante cualquier adversidad.

Yo llevo muchos años trabajando con ella y sé perfectamente cómo producirla, mantenerla y recuperarla cuando se pierde.  Y lo que te puedo garantizar es que nada sería posible si no se parte de una nueva mentalidad.

Los 12 atributos de tu nueva mentalidad para gestionar y aumentar tu Energía

Por que la energía lo es todo.

A mí me fascinó cuando descubrí este modo de contemplar la vida, que es lo que me llevó a otro nivel y es lo que me encantaría que te sucediera a ti.

Para empezar, todo parte de configurar un nuevo enfoque mental.

Una nueva visión en la que sientes que puedes vivir energizado, en control, jovial y estimulado.

Por eso es muy importante que en tu mente se despierte el interés por entender la gestión de la energía mental y física.

Y una vez lo consigas, debes adquirir o potenciar los atributos de esa nueva mentalidad. Es decir, debes trabajar para lograr que tu mente esté:

  • Creativa para permitir adquirir hábitos o rutinas diferentes.
  • Concentrada en producir y mantener la energía al margen de la compleja agenda diaria.
  • Resiliente para pasar por encima de los reveses y seguir hacia el objetivo.
  • Optimista para resolver todo tipo de problemas.
  • Positiva con profundo sentido del propósito.
  • Divertida para disfrutar en todo momento del estado actual.
  • Visionaria para verse en el futuro clara y detalladamente como se ha decidido querer estar.
  • Organizada para tener un plan claro y conciso que lleve a los objetivos.
  • Flexible para integrar cualquier cambio cómodamente.
  • Ligera para que todo lo anterior no suponga sensación de esfuerzo
  • Joven para pensar que nunca es tarde para estar cada vez mejor
  • Comunicativa para compartir tu estado con tu entorno, porque así es mayor

Si tu nueva mentalidad disfruta de todos estos atributos, te ayudará a pensar que estar energizado claro que requiere de nuevos hábitos o rituales, pero que una vez adquiridos y automatizados en tu mente, no te costará apenas llevarlos a cabo.

Esas rutinas energizantes, renovadoras o relajantes (según la necesidad del momento) hará que se conviertan fácilmente en tu nueva forma de ser, por eso llevarlas a cabo será igual que respirar, las realizarás sin pensar y sin esfuerzo.

El inicio del cambio

Ahora ya sabes cuál es el primer paso que debes dar para dejar o evitar estar des-energizado y tener éxito en todas las áreas de tu vida

Con las nuevas cualidades de tu mentalidad será muy sencillo pasar de tu estado actual al estado ideal y podrás disfrutar de nuevos hábitos para aumentar tu energía, vitalidad, resiliencia y sostenibilidad de la misma, sin limitaciones.

Lo más importante es que tomes conciencia de dónde estás y cómo quieres estar.

Es el primer paso de tu proceso de cambio.

Y con la información que te he dado hoy, espero haberte ayudado a reflexionar sobre si quieres cambiar y sentirte más energizado, y sobre todo a despreocuparte sobre la dificultad del cambio.

El cambio de mentalidad es esencial para que puedas gestionar y aumentar tu energía diaria.

A mí siempre me ha resultado algo muy atractivo. ¿Y a ti?

Me encantará conocer tu opinión.

 

Un abrazo … ¡energizado!,

Susana

P.D.1: Empieza hoy mismo a cambiar tu mentalidad visualizándote dentro de 20 años y sintiéndote energizado. Disfrutando de la vida y tus logros y que, gracias a haber sabido gestionar tu energía y estrés, has logrado ese fabuloso estado.

¿No me digas que no te sientes bien? Pues eso te ayuda a empezar el cambio.

 

P.D.2: Gracias, por haber dedicado tu tiempo a estar aquí conmigo.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  *

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Susana Cantón, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en sc@susanacanton.com

Empieza a disfrutar con máxima energía, con salud y sin estrés

Responsable: Susana Cantón. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Encontrará más información en mi política de privacidad