¿Por qué las dietas usualmente no funcionan?

Gran parte de mi labor en la consulta a través del programa de Psiconutrición, es ayudar a las personas desarrollar esa nueva actitud mental que facilita y mantiene el cambio.
Dispongo de una gran variedad de herramientas para ayudarles a perseverar en su motivación y llegar a alcanzar el ansiado objetivo: su peso ideal.

Pero el camino no es fácil y requiere de mucho convencimiento sobre las técnicas y gran conocimiento de uno mismo. Un argumento interesante para esto último es lo que plantea la neurocientífica Sandra Aamodt, respecto a cómo el cerebro maneja nuestro cuerpo y qué impacto tiene para él estar a dieta.
Aunque se publicó hace dos años y medio os sugiero la escucheis pues seguro que aporta una visión desconocida de por qué es tan complejo el proyecto personal de adelgazar. Y, lo más importante… ¡se puede conseguir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario