¿Stop al Exceso de Peso? Primero entender la TASA METABÓLICA

Hace unos meses ya os planteaba sobre cómo activar el metabolismo. Como es un concepto clave en cualquier programa de cuidado del peso, me ha parecido oportuno ampliar un poco más la información al respecto para así tenerla más presente.

La energía es esencial para vivir, cada célula de nuestro cuerpo interviene en su generación. Procede de los alimentos que ingerimos y hace posible mantener el funcionamiento de todos los órganos y demás funciones.

El metabolismo basal es el nivel mínimo de energía que el cuerpo necesita para que funcione de manera eficiente (sistema cardiovascular, respiratorio, nervioso, renal, etc). El cuerpo consume energía, incluso en reposo. El cuánto consume es la Tasa Metabólica. A mayor consumo más calorías se queman.

Activar la tasa Metabólica es la base de cualquier plan de reducción del exceso de peso, algunas ideas para mantenerla a buen nivel:

  • Horarios de comida fijos y frecuentes.
  • No saltar el desayuno, ralentiza el metabolismo desde primera hora.
  • Cuanto más ecológicas las frutas y verduras mejor, los pesticidas disminuyen nuestro nivel metabólico.
  • Dormir bien y suficiente, de lo contrario no se queman igual las grasas y se dispone de menos energía para el día siguiente.
  • No comer de menos por que al reducir el consumo el cuerpo interpreta que tiene que preservar y desacelera la tasa metabólica para conservar el combustible que tiene.
  • No estar sentado por demasiado tiempo, solo lleva 20 minutos desactivar la tasa metabólica por inactividad.
  • Mantenerse hidratado, las células preservan mejor la energía.

Lo que determina a qué velocidad consume tu  metabolismo son los hábitos, unos hábitos lo aceleran y otros hábitos lo enlentecen. Otra razón más para instaurar hábitos saludables y eficaces.