Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Vamos a mantener los Buenos Propósitos

Espero que el 2013 haya comenzado con buen pie y seguro, repleto de ideas, planes de acción y muchas ilusiones para llevarlos a cabo.  Es por ello un momento muy dulce, aunque con una sombra de desconfianza pues se sabe que esos propósitos se van diluyendo a medida que avanzamos en la ocupación de las responsabilidades.

Para evitarlo es interesante aplicar la regla de oro de la definición de objetivos: medibles, asumibles, realistas  y alcanzables en breve espacio de tiempo.

Como imagino que la mayoría de los planes de mejora guardan relación con mejorar el estado de forma y figura, si se sigue la regla es más probable consolidar nuevos hábitos y mantenerlos: ¡lo más importante!

Algunas sugerencias para ello podrían ser:

–          Planificar la práctica de ejercicio en un horario concreto, 3 veces por semana, en compañía de alguien que persiga un objetivo similar y que la actividad resulte divertida. Poco a poco se convertirá en una fuente de placer y entretenimiento, e incluso dará lugar a practicarse más frecuente.

–          Las comidas y cenas deben incluir siempre porciones de fruta y verdura junto a la carne o pescado.  El desayuno con un poquito de pan o fruta y buena porción proteica, y las medias mañanas y tardes con un alimento bajo en grasa y algo proteinado tipo yogurt o galletas energéticas. Es un esquema bien simple que llevado a cabo por varias semanas facilitarán la pérdida de peso.

–          Incorporar en la jornada laboral descansos estratégicos pues aumentarán la resistencia y el rendimiento cerebral, si se llevan regularmente a cabo.

–          A partir de la última hora de la tarde empezar a relajarse con alguna infusión que lo facilite, ser muy cuidadosos con la higiene del sueño (no acostarse tarde, siempre a la misma hora, sin actividad con el ordenador hasta antes de dormir, con el teléfono móvil alejado) y/o realizar técnicas respiratorias o de meditación para calmar la mente.

Son sencillas pautas que si se automatizan conductualmente, habremos conseguido verdaderamente que este Año Nuevo sea diferente: ¡Ánimo!

Reader Interactions

¿Tú también quieres sentirte rebosante de energía para tener un mayor disfrute de tu trabajo, de tu familia y de tu tiempo libre?

Con mi método vas a cambiar definitivamente tu vida

Empieza a disfrutar de energía y salud para vivir y disfrutar de tus 50.